Para Gianfelici, la Secretaría de la Producción no puede controlar los agrotóxicos

Leido 144 veces

El profesional de la salud Darío Gianfelici se volvió a referir al uso de agrotóxicos y de cómo estos afectan la salud y el medio ambiente, luego de la aparición de animales muertos por la contaminación de la cuenca del Río Paraná: “No fue ninguna sorpresa, el año pasado se comprobó como el barro del río tiene agrotóxicos”, explicó.

Gianfelici nuevamente se refirió a los agrotóxicos

Gianfelici nuevamente se refirió a los agrotóxicos

“A esta altura hay una montaña de evidencia de la contaminación”, expresó el doctor y lamentó que son los niños los que principalmente pagan las consecuencias de este modelo productivo: “El 50 por ciento de los niños enfermos por cáncer del Hospital Gárrahan son entrerrianos”. Además, se refirió al control del Estado a la práctica agraria: “La Secretaría de la Producción no puede controlar los agrotóxicos, es como que el lobo cuide a las ovejas”, explicó.

La aparición de peces muertos en el Río Paraná sumado a la polémica política en la capital provincial por el veto parcial del intendente Sergio Varisco a la norma que prohíbe los agrotóxicos volvió a poner el tema en la agenda. En este marco, el médico rural Darío Gianfelici se refirió a estos hechos y analizó la problemática en la cual se ha especializado.

En relación a las especies muertas en la cuenca del Paraná y la contaminación de nuestro río, Gianfelici aseguró: “No fue ninguna sorpresa, el año pasado se comprobó como el barro del río tiene agrotóxicos. El tóxico se degrada con el sol, pero cuando cae al fondo del agua queda en el barro. El sábalo come de allí y traslada a través de la cadena alimenticia a las otras especies. La consecuencia lógica es la muerte de los peces por los agrotóxicos”, explicó el doctor. En esa línea, agregó: “Siempre quieren instalar que se trata de la falta de oxígeno pero en realidad, a esta altura, hay una montaña de evidencia de que se trata de contaminación”.

El doctor aseguró que la prohibición en las ciudades -fenómeno que se repite en distintos departamentos de la provincia- es necesaria pero no alcanza para frenar la problemática: “La prohibición de los agrotóxicos en las ciudades debería caer por su propio peso, pero desgraciadamente no soluciona el problema general debido a que la fumigación en los campos se traslada por el agua hacia las ciudades”, explicó.

A su vez se refirió a la ausencia de los controles por parte del Estado representado por el gobierno provincial: “La Secretaría de la Producción no puede controlar los agrotóxicos, es como que el lobo cuide a las ovejas. A esa cartera sólo le importa producir y no le importa el cómo”, expresó. “Debería haber un control más estricto, debería controlarse de manera más rigurosa”, agregó.

Según Gianfelici el control debería estar a cargo de la cartera de Medio Ambiente o su similar de Salud “pero con presupuesto real para controlar”. “Si cambian de ministerio o secretaría la jurisdicción del control pero no le inyectan presupuesto es lo mismo”, analizó.

Para finalizar, el médico rural lamentó que son los niños los que pagan las consecuencias de este modelo productivo a base de productos tóxicos para la fumigación: “El 50 por ciento de los niños enfermos por cáncer del Hospital Gárrahan son entrerrianos, eso da muestra de quienes son los que pagan esta realidad”.(Fuente: Análisis Digital)