La docente de Viale Yohana Fucks le volvió a escribir una carta a Messi

Leido 54 veces

Se titula: “Que sea por vos”. El año pasado fue noticia internacional la carta que le escribió a Lionel Messi tras perder la final de la Copa América Centenario.

Yohana Fucks.

Yohana Fucks.

Lo que más agitó a la prensa deportiva sobre la final de la Copa América Centenario 2016, quizá no fue el mismo campeón que ganó el torneo, sino la renuncia de la selección de Lionel Messi, quien falló un penal y de esta manera Argentina quedó en segundo lugar del campeonato.

Luego de ese hecho, Yohana Fucks, una docente de Viale, escribió una carta en su muro de Facebook al crack rosarino la cual tuvo una amplia repercusión tanto a nivel nacional como internacional.
Ahora bien, este lunes por la noche, Fucks le volvió a escribir una carta a Messi la cual se titula “Que sea por vos”. Lo hizo a horas de que la Selección Argentina de Fútboljuegue ante Ecuador en Quito, en la última fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.
La carta de Fucks:

 
 

Que sea por vos

Sé que lo sabes, pero quiero recordartelo. Esta vez que sea por vos.
Ya lo conseguiste todo, no necesitas ninguna copa ni medalla para completarte. El que necesita estar en Rusia, festejar un primer lugar, ser el número uno en el podio, es el ego de los argentinos. Vos no tenes que demostrar nada, no mereces las humillaciones a las que te sometemos, no dependes de un gol convertido con la celeste y blanca para mostrar que amas nuestra Patria, no necesitas alzar un trofeo más en tus manos para sentirte victorioso.
Tus actos como ser humano, llenos de generosidad y amor a los otros, eso es tu gran riqueza. No habrá hazaña más formidable que las miles de vidas que ayudas, las tantas oportunidades que otorgaste a otros, las nobles marcas positivas que realizas cada día en tantas vidas.
Admiro tu temple para tolerar las dramáticas opiniones de aquellos que no han logrado nada pero se convierten en expertos para puntuar los logros ajenos. Admiro tu valentía, para cargar con el peso de un país plagado de tragedias, violencia y problemáticas, que busca desesperadamente un festejo popular que nos unifique a todos, aunque en el camino solo se convierta en una excusa más para herir, descalificar y descargar frustraciones en los otros. Admiro tu entrega, silenciosa y casi naturalizada, hacia una camiseta que representa a una sociedad decadente en valores, que promueve en discursos berretas que los maestros y médicos deberían cobrar más que un jugador pero luego intenta exigirle más a un futbolista que a sus funcionarios del poder y de la justicia. Admiro tu humildad, esa que no se doblega ante los triunfos ni se destaca ante las derrotas, sino que existe de manera auténtica en ese ser humano noble que no se olvida de los terrenales aún cuando ha tocado el cielo en gritos gloriosos.
El talento maravilloso con el que naciste y con el que trabajaste arduamente para cumplir el sueño de jugar al fútbol profesional, es la magia de la que me siento privilegiada de poder verte desplegar. La historia será adornada con tus dotes magníficos dentro de una cancha pero tendrá las huellas del genuino ejemplo de hombre que demostras ser fuera de ella. Y eso me da orgullo como argentina. Sin importar qué títulos necesiten algunos para llamarte exitoso, creo que vos ya ganaste en muchos más partidos de los que soñaste.

Por eso, hoy solo pido que sea por vos. Que seas vos quien sonría. Que seas vos quien festejes. Que seas vos quien se sienta pleno. Que quién nos regaló tantas alegrías y momentos extraordinarios, tenga su boleto de pase al mundial para hacer lo que más le gusta hacer y que nos hace tan felices a todos los que somos espectadores: jugar a la pelota.

En unas horas, salí a divertirte a ese campo de juego. Ganes o pierdas, los problemas de los argentinos no se irán. Si el resultado es adverso o positivo, solo seguirá siendo una excusa para olvidarnos por un rato de todo eso. Si perdemos, el orgullo de los futboleros será herido y en unos días la tragedia pasará a ser un capítulo más de nuestra novela fanfarrona. Pero vos, mereces otro final para los 90 minutos que hoy debes jugar: un final que arriba o abajo en el marcador, deje tu corazón complacido por defender tus colores que son los míos, con la misma entrega con la llegaste a ser hoy el mejor jugador de todos los tiempos.

Que sea por vos. Hoy pido que lo hagas valer por vos, que sos quien más lo merece.

 

 

Fuente: Diario Uno

Publicar un Comentario

Debes iniciar una sesión para escribir un comentario.