En terapia intensiva con pronóstico reservado

Leido 107049 veces

*Por Oscar Barbieri

Oscar Barbieri foto

Gradualmente las distintas gestiones y principalmente ésta última, ha dejado en el olvido la Dirección de Vías Navegables Paraná Medio, repartición con más de 118 años de historia en el desarrollo nacional. Hoy atraviesa su momento más crítico, con sus embarcaciones amarradas a muelles y hundiéndose, con falta de fondos para la compra de insumos básicos para el manejo administrativo y operacional, entre otras. Cuesta decir por el profundo dolor que causa, que la repartición se encuentra en terapia intensiva, y esta gestión nos ha quitado hasta los medicamentos para  al menos cicatrizar las profundas heridas que nos han llevado a esta situación, no deseada por los trabajadores del sector, ni por nuestra organización gremial.

El Subsecretario de Puertos de la Nación actual como el de la gestión anterior, hacen caso omiso de la propuesta y proyecto presentado en el caso especifico de Paraná, el de un astillero para reparar y construir embarcaciones de pequeño y mediano porte, y el de una guardería náutica modelo,  para lo cual tenemos el estudio de la factibilidad favorable, y que fuera presentado en el 2013 ante el gobierno provincial, municipal, legisladores, y que también le fuera presentado a los actuales funcionarios nacionales entre los que incluye al Subsecretario de Puertos de la Nación.

Está claro que les cuesta escuchar (o no quieren), pues desde junio de 2016 cuando le presentamos el proyecto y a la fecha no hemos tenido ni una sola respuesta. Creemos en el mejor de los casos que no logran entender que a partir de diciembre del 2015 son los responsables de las decisiones en lo político y lo  administrativo  de nuestra Nación. Al parecer como la propuesta viene de los trabajadores y no de CEOs de grandes empresas, no tiene valor alguno o que vale la pena atender.

Sería bueno que nuestros gobernantes revisaran la historia completa, entonces sabrían que fuimos nosotros los que propusimos y trabajamos para que se creara la Escuela N° 100 de Puerto Nuevo, y junto con el entonces gobernador Jorge Busti que escucho y supo interpretar la potencialidad de la idea, impulsó desde la provincia con Graciela Bar y Blanca Osuna la iniciativa, y esa escuela hoy sigue formando Técnicos en Construcciones Navales. Ahora queda pendiente un viejo anhelo del nuevo edificio, que según nos enteramos por los medio de comunicación que se ha licitado su construcción, esperemos que así sea. En este sentido solicitamos también que se concrete la propuesta de una extensión áulica para que esos técnicos puedan continuar con la Carrera de Ingenieros Navales.

Esta referencia viene colación de que les pedimos que no nos tengan miedo, y sepan escuchar con humildad. Si no se animan a encarar la propuesta del astillero y la guardería, que traería la reactivación del sector en nuestra ciudad y la generación de puestos de trabajo, por lo menos dennos la oportunidad a los trabajadores de llevarla adelante. Esperemos que no haya un interés oculto detrás de este continuo silencio, como algún negocio inmobiliario de unos pocos en detrimento del interés general, de los trabajadores y del estado.

Deseamos y necesitamos ocupar los espacios, las maquinarias, poner en funcionamiento las capacidades instaladas, y no como sucede hoy, donde se hunden las embarcaciones y las grúas en el Río de la Plata, en Rosario. Deseamos que Paraná no corra la misma suerte.

Entonces y solo entonces, estaremos honrando nuestra la historia, la lucha de años por un presente y futuro que imaginábamos distinto para Vías Navegables, donde muchos compañeros que fueron parte de esas contiendas ya no están, entre los que se encuentran los que fueron detenidos en la dictadura, o los que fueran despedidos por defender la fuente de trabajo y el salario justo en esa época nefasta.

Reclamamos condiciones dignas de trabajo y de embarcaciones seguras y operativas, no queremos ni debemos continuar en terapia intensiva con pronóstico reservado, y sin medicamentos ni asistencia. Decimos basta con tener funcionarios que no funcionan y donde los hostigados son los trabajadores. Queremos honrar la vida, el trabajo, la dignidad humana y nuestra propia historia.

​La lucha continúa en defensa de nuestras fuentes de trabajo, en memoria de nuestros héroes y mártires de Malvinas y por 30000 razones más, nos movilizamos el 6 de Abril en el Puerto de Buenos Aires, en forma conjunta con la FEMPINRA.

*Secretario General Sindicato Dragado y Balizamiento Paraná